Thursday, June 25, 2009

Un guerrero de la luz, antes de entrar en un combate importante, se
pregunta a sí mismo: "¿Hasta qué punto desarrollé mi habilidad?"
Él sabe que las batallas que trabó en el pasado siempre terminan por
enseñar algo. No obstante, muchas de estas enseñanzas le hicieron sufrir más
de lo necesario. Más de una vez perdió su tiempo luchando por causa de una
mentira. Y sufrió por personas que no estaban a la altura de su amor.
Los victoriosos no repiten el mismo error. Por eso el guerrero sólo arriesga
su corazón por algo que vale la pena.

3 comments:

Miss Disaster said...

Disaster te acompaña en el sentimiento u_u

Anonymous said...

Yo te pregunto: cómo sabés quién vale la pena para arriesgarte? porque aquel guerrero que lucho su batalla y termino destruído sera capaz de arriesgarse otra vez? cómo estar seguro de que la siguiente batalla no sera igual de dolorosa y que esa persona de verdad es la que vale la pena? En estas cosas la seguridad no existe y las experiencias muchas veces en lugar de abrirnos al amor nos cierran, nos quitan la fuerza, las ganas de luchar, esas que son tan necesarias cuando empezamos algo. como recuperar esas ganas y esas fuerzas cuando perdes la batalla?
Se nota la etapa en la que estoy creo.

Has someone taken your faith? said...

Se cae de maduro cómo darse cuenta cuando alguien vale la pena o no(o al menos para mi) y el guerrero se arriesga por eso mismo, por lo que vale la pena porque se atreve a sufrir mas de una vez por el mismo motivo.
De última te recomendaría que leas el libro porque un texto lleva a otro y lo puse como cosa subjetiva que me pasa a mi, eso es todo :)