Thursday, August 6, 2009

Hace tres o cuatro años solía usar una especie de coraza con la que me sentía mas fuerte o intocable estando atrás de ella y si tengo que ponerle nombre a esa coraza, podría llamarla orgullo.
Nadie debía ayudarme porque yo iba a hacer todo sola y bien, me necesitaba a mi misma solamente, mis problemas eran míos y de nadie mas.
Estaba bastante errada, por suerte llegué a cambiar todo eso y hoy puedo asumir que rompí esa coraza y digo sin miedo que necesito gente al lado, que está bueno agarrarse de alguien y pedir ayuda cuando la necesitás y que nunca está demás alguien que te escuche cuando tenés algún problema que solucionar.






(pero siempre te necesitás a vos misma mas que a cualquiera)

6 comments:

Giselle said...

creo que una de las pocas cosas positivas que tengo, es que sé cuando tengo que pedir ayuda, y creo que es por eso que hoy puedo escribir esto.
unbesoteflor. cuando llego a casa hablamos(L)

besosuicida said...

hola :D

Mrs.Valensi said...

Me pasa lo mismo, y me di cuenta de que a poco me fui abriendo, pero igual. Me pasaron esas cosas que a uno lo marcan y lo hacen sentir como si todo el mundo fuese una mierda, pero uno no se tiene que olvidar que siempre hay gente buena dispuesta a ayudar. Un besito! Cuidate-

Mel said...

Y si, está bueno romper coraza y pedir ayuda cuando necesitas, y que te escuchen sobre todo =)
saludos (:

Gran Lady said...

Sí, nunca tenés que sentirte sola porque SIEMPRE estás con vos misma.
Yo eso lo descubrí en una época muy fea (que vos ya sabés), me pasaba eso, estaba yo sola. Y nadie más. Nadie me podía ayudar, y yo no pedía ayuda tampoco, pensaba que solo se iba a pasar, así como solo había llegado.
Pero un día me di cuenta de que no estaba yo sola, sino que estaba conmigo.
Siempre estás con tu otro yo JA.
Y mi otro yo me a veces me dice lo que tengo que hacer, me ayuda a tomar desiciones, etc.
Está bueno eso, pero no hay que encerrarse en uno mismo.
Qué bueno que vos también lo hayas entendido...
ya hay demasiada gente que no entiende nada.

Gran Lady said...

Y un día escuchás dar es dar y TODO eso se aclara todavía más.
Dar es dar, lo que recibes es también libertad.

Listo.
Ah, me olvidaba otra vez, gracias por escucharme y ayudarme siempre vos a mí :)